Locadelamaceta

Cultivo letras, voz, llaves, y otras plantas de interior.

Devolver al remitente

7 comentarios

Vida,

Me llegó este paquete y te lo quiero devolver. Gracias por habérmelo enviado porque, si no fuera por su contenido me habría muerto en la infancia en el más absoluto desamparo y en la adolescencia por atrabancada.

No me lo puedo quedar porque lo que creo ahora me pide que revise el origen de mi sufrimiento y en cuanto me topé con el paquete te lo quise devolver con urgencia. Con cariño, te regreso todos tus imperativos. Estoy desterrando cada uno de los verbos en forma de orden para ser obedecida, desde la cotidianidad del «come», «recoge», «limpia» o «paga» hasta el megáfono del «calla», «demuestra», «oculta», «controla», «aguanta», y hasta el «ven» y el «quédate» más seductores. No le pondré mi nombre, sabrás que el paquete es mío. Donde decía FRÁGIL, por fuera, está tachoneado; cuestión de precisión: frágil yo cuando obedezco y no es a mí, creyendo que habrá un premio al final del camino.

Si haces un inventario, verás que tomé «escribe», «explora», «perdona», «disfruta», «deja ir» y «resuelve». Los elegí por voluntad, son las insignias de mi autonomía. Quizás notes que el embalaje original quedó medio forzado, valga el campo semántico. Resulta que quedó un espacio justo del tamaño de mi necesidad de dar explicaciones para no sentir culpa. La recibirás igualmente. Ojalá el paquete llegue con bien. O se pierda el camino.

Con alivio, abrazando mis fortalezas,

Locadelamaceta, disidente.

Autor: locadelamaceta

Blogger Libra en tecnicolor. Vive en California, escribe descalza, le rondan dos hijas y tiene un jardín.

7 pensamientos en “Devolver al remitente

  1. Wowwww leerte es siempre un deleite y un gran aprendizaje.

  2. Enamorada de tu blog, abrazos!

  3. Hermoso, poético. Lo compartiré en clase con mis estudiantes: esa forma en que mencionas los verbos les enseñaría mucho. Saludos desde Cali, Loca.

  4. Qué difícil es eso de dejar de obedecer, y más cuando nos hacen creer que es por nuestro bien. Te aplaudo de pie. Por tu decisión, por tus insignias de tu autonomía, por poner un punto y aparte, por reconocerlo y por compartirlo.

    Gracias, locadelamaceta.

    (Yo los hubiera refundido en lo más oscuro y telarañoso del cuarto de triques. ¿Pa qué molestarme con enviar el paquete? Pero me acordé que allá el correo es un placer, y no un obstáculo)

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s