Locadelamaceta

Cultivo letras, voz, y otras plantas de interior.

El público opina

“Cada relato es como un abrazo cálido de esos que no quieres que acaben. Qué manera tan bonita de compartirle a uno sus colores”.  — Margarita P.

“El libro me ha dejado una sonrisa de nostalgia, y de muchas cosas revoloteando en mi cabeza. Me ha hecho llorar, de emoción y gratitud”.  —Alex C.

“Me encantó. Es una conversación tan intima y cercana como la de una amiga de toda la vida. Gracias, Miranda, por vaciar tu alma en este libro y compartirla”. —Antonio C.

“A veces es bonito encontrarse a uno mismo en unas páginas donde puedes leer  —más que letras— a la persona que lo escribió, donde puedes coincidir y saber que todavía hay quien sabe estar. Es casi como mirarse a los ojos, a distancia. Si lo leen verán a qué me refiero, es difícil no hacer propias más de una de las anécdotas reunidas entre tantas páginas”. —Ian R.